tarta de naranja con leche condensada

Tarta de Naranja con Leche Condensada: La Deliciosa Receta que Debes Probar

Introducción

La tarta de naranja con leche condensada es una exquisita y refrescante opción para los amantes de los postres cítricos. Esta deliciosa receta combina el sabor dulce de la leche condensada con el toque ácido de las naranjas, creando una explosión de sabores en cada bocado. En este artículo, te mostraremos paso a paso cómo preparar esta tentadora tarta para sorprender a tus invitados o simplemente para darte un capricho dulce.

Ingredientes

  • 200 gramos de galletas tipo María
  • 100 gramos de mantequilla derretida
  • 4 huevos
  • 1 lata de leche condensada (397 gramos)
  • El zumo de 4 naranjas
  • Ralladura de naranja (opcional, para decorar)

Pasos para preparar la tarta de naranja con leche condensada

Paso 1: Preparación de la base de galleta

  1. Tritura las galletas tipo María hasta obtener una textura de migas finas.
  2. En un bol, mezcla las galletas trituradas con la mantequilla derretida hasta obtener una masa homogénea.
  3. Cubre el fondo de un molde desmontable con esta mezcla de galleta y presiona bien para que quede compacta.
  4. Lleva el molde al frigorífico y déjalo reposar durante al menos 30 minutos para que la base se endurezca.

Paso 2: Preparación de la mezcla de naranja

  1. En un bol, bate los huevos hasta que estén bien batidos.
  2. Añade la leche condensada y continúa batiendo hasta que la mezcla esté suave y sin grumos.
  3. Agrega el zumo de las naranjas y mezcla nuevamente hasta incorporar todos los ingredientes de manera homogénea.

Paso 3: Horneado de la tarta

  1. Precalienta el horno a 180°C.
  2. Vierte la mezcla de naranja sobre la base de galleta que habíamos preparado previamente.
  3. Cubre el molde con papel de aluminio y colócalo en una bandeja apta para horno con agua caliente, creando un baño maría.
  4. Hornea durante aproximadamente 40 minutos o hasta que la tarta esté firme al tacto.
  5. Retira la tarta del horno y déjala enfriar a temperatura ambiente.

Paso 4: Decoración y presentación

  1. Una vez que la tarta esté fría, desmóldala con cuidado y colócala en un plato de servir.
  2. Puedes decorarla espolvoreando ralladura de naranja por encima para darle un toque fresco y colorido.
  3. Sirve la tarta de naranja con leche condensada acompañada de una bola de helado de vainilla o crema batida, ¡y disfruta de su delicioso sabor!

Conclusión

La tarta de naranja con leche condensada es una opción perfecta para sorprender a tus seres queridos o deleitarte a ti mismo con un postre lleno de sabor y frescura. Con ingredientes sencillos y pasos fáciles de seguir, podrás disfrutar de esta exquisita tarta en cualquier ocasión. No esperes más y pon en práctica esta receta, ¡te aseguramos que no te arrepentirás!

Deja una respuesta