receta para bechamel casera

Receta para Bechamel Casera: Deliciosa y Fácil de Preparar

Introducción

La bechamel es una salsa clásica de la cocina francesa que se utiliza en una gran variedad de platos. Es cremosa, suave y llena de sabor, lo que la convierte en un complemento perfecto para pastas, lasañas, gratinados y muchas otras recetas. En este artículo, te enseñaremos cómo preparar una deliciosa receta de bechamel casera en unos simples pasos.

Ingredientes

Antes de comenzar con la preparación de la bechamel, asegúrate de tener a mano los siguientes ingredientes:

  1. 50 gramos de mantequilla
  2. 50 gramos de harina
  3. 500 ml de leche
  4. Sal al gusto
  5. Pimienta al gusto
  6. Nuez moscada al gusto

Pasos para preparar la Bechamel Casera

Paso 1: Derretir la mantequilla

En una cacerola a fuego medio, derrite la mantequilla hasta que esté completamente líquida. Asegúrate de no dejarla quemar.

Paso 2: Agregar la harina

Una vez que la mantequilla esté derretida, agrega la harina y revuelve constantemente con una cuchara de madera. Esto creará una mezcla espesa conocida como "roux". Cocina el roux durante unos minutos para eliminar el sabor a harina cruda.

Paso 3: Incorporar la leche

Lentamente, vierte la leche en la cacerola mientras sigues revolviendo constantemente. Esto te ayudará a evitar la formación de grumos. Continúa revolviendo hasta que la mezcla esté suave y sin grumos.

Paso 4: Condimentar la bechamel

Añade sal, pimienta y nuez moscada al gusto. Estas especias le darán a la bechamel un sabor delicioso y único. Puedes ajustar las cantidades según tus preferencias personales.

Paso 5: Cocinar a fuego lento

Reduce el fuego a bajo y continúa cocinando la bechamel a fuego lento durante unos 10-15 minutos. Esto permitirá que los sabores se mezclen y que la salsa adquiera una consistencia espesa y suave.

Paso 6: Utilizar la bechamel

Una vez que la bechamel haya adquirido la consistencia deseada, estará lista para usar. Puedes utilizarla como base para gratinados, salsas o como complemento para tus platos favoritos.

Consejos adicionales

  • Si deseas una bechamel más espesa, puedes agregar más harina. Si la prefieres más líquida, añade un poco más de leche.
  • Si por alguna razón la bechamel se forma con grumos, puedes pasarla por un colador fino o utilizar una batidora de mano para obtener una textura más suave.
  • Puedes agregar otros ingredientes a la bechamel, como queso rallado, cebolla salteada o hierbas frescas, para darle un toque extra de sabor y personalidad.

Conclusión

Preparar una deliciosa bechamel casera es más fácil de lo que parece. Con unos pocos ingredientes y siguiendo los pasos adecuados, podrás disfrutar de una salsa cremosa y sabrosa en tus platos favoritos. ¡No dudes en experimentar con los condimentos y hacerla a tu gusto!

Deja una respuesta